Porsche equipa la versión más potente se su SUV compacto con el propulsor del Audi RS5.

La firma de Stuttgart ha desvelado la versión más potente del Porsche Macan. Este se encuentra disponible en los centros Porsche para realizar pedidos, prometiendo ser más rápido y divertido que nunca. Con la incorporación de este nuevo propulsor los ingenieros alemanes le han dado una vuelta de tuerca al modelo. Un ejemplo es el incremento de su potencia hasta los 440 CV, un 10 % más que antes.

El SUV alemán compacto más deportivo llega tras la actualización del modelo y la modificación de las normativas anticontaminación implantadas por la Unión Europea. El rendimiento del propulsor de este nuevo Porsche Macan Turbo no sólo ha de ser increíble para sus propietarios y conductores, también ha pasado la exigente criba de la normativa anticontaminación, lo que promete mayor eficiencia.

Motor V6 biturbo

El propulsor equipado por el Porsche Macan Turbo comparte ciertos aspectos con el del Audi RS5. Este es un V6 de “V caliente” esto significa que los turbocompresores y los colectores de escape se sitúan entre las dos bancadas de cilindros. De este modo, se logra disminuir el lag, haciendo más inmediata la entrega de potencia. El diámetro y la carrera de los cilindros es idéntica entra ambos vehículos, lo sí se ve alterado es la compresión, siendo de 10:1 para el Audi y de 10,5 a 1 en el Porsche.

Leer más  MINI Remastered llegará a Goodwood este mes de Septiembre

En cuando a prestaciones del propulsor el Porsche Macan Turbo recibe 440 CV de potencia disponibles entre 5.700 y 6.600 rpm con 550 Nm de par entre 1.800 y 5.600 rpm. Esta potencia se transmite al suelo a través de una caja de cambios de doble embrague PDK de siete relaciones. La transmisión se completa con un sistema de tracción PTM que controla el reparto de par entre ambos ejes de forma activa.

Prestaciones de superturismo para el Porsche Macan Turbo

De serie ,el Porsche Macan Turbo es capaz de alcanzar los 100 km/h en 4,5 segundos, la misma cifra de un Mercedes-Benz Clase C63 AMG de 2008, mientras su punta se autolimita a 250 km/h. Si queremos mejorar estas prestaciones sólo tenemos que incorporar el paquete Sport Chrono. Equipamiento opcional con el que es posible completar el Sprint hasta 100 km/h en 4,3 segundos y la velocidad máxima aumenta hasta los 270 km/h.

El consumo no suele ser un factor determinante en la versión más prestacional de un modelo deportivo. Aunque desde Porsche aseguran que sólo necesitará 9,8 litros de carburante para completar 100 km de recorrido. Eso sí siempre con el ciclo NEDC.

Equipamiento a la altura

El equipamiento de serie de los Porsche más altos de la gama incorpora mejoras como los frenos PSCB (Porsche Surface Coated Brake) que se estrenaron con el último Porsche Cayenne. Estos frenos hacen uso de unos discos recubiertos por carburo de tungsteno (Wolframio) con el que se facilita el efecto espejo, mejorando su rendimiento y reduciendo su desgaste.

Leer más  Hyundai Santa Fe, un SUV que da pasos de gigante

La iluminación matricial LED, un nuevo spoiler de techo, el sistema de escape deportivo y las llantas de 20 pulgadas también llegan de serie al modelo germano. A ello debemos sumar los asientos deportivos de ajuste eléctrico con tapicería de cuero, el techo forrado en Alcantara, o el sistema de infoentretenimiento con pantalla de 10,9 pulgadas y equipo de sonido con 19 altavoces firmado por el especialista Bose.