Opel renueva su gama comenzando por su modelo más vendido del que ya probamos su versión de acceso equipada con el 1.0 Turbo de 105 CV, ahora os traemos el que hasta ahora es el motor más potente un tetracilíndrico de 1.6 litros turboalimentado de 200CV.     Este nuevo Astra redefine la marca y el modelo con una reducción de peso que llega hasta los 200 kg al tiempo que, incorpora un nuevos propulsores más eficientes e incorpora un nuevo diseño con el que se incorporan sus caracteristicos detalles de diseño como las luces diurnas LED en forma de bumeran y tecnología LED para todas las funciones de los facos a los que Opel ha llamado Itellilux, estos nos han gustado mucho son rápidos y eficientes con un potente haz de luz que se mantiene siempre la máxima iluminación posible.  La calidad general del nuevo habitáculo ha mejorado notablemente con nuevos materiales y un nuevo diseño que elimina un gran número de botones para simplificar todas las funciones del coche. También incorpora un modulo LTE que permite disponer de conexión Wi-Fi para hasta siete dispositivos y del sistema de asistencia Opel OnStar. Entre sus equipos opcionales destaca la posibilidad de equipar unos asientos AGR desarrollados para mejorar la postura y disminuir el cansancio en viajes largos, estos equipan climatización, calefacción y función masaje para el conductor. Las plazas de la primera fija son amplías y confortables, más cuando contamos con estos asientos opcionales, con espacions suficientes para objetos pero en las puertas se echa en falta un acolchado de mayor prufundidad pues es demasiado blando y fino por lo que cuando llegamos al apoyo resulta excesivamente duro. Las plazas traseras son confortables con espacio para dos adultos y una plaza central reservada para niños o para recorridos cortos con espacio para las piernas y buena anchura para los hombros aunque con unos reposacabezas algo duros. Y su espacio para equipaje se queda en 370 litros que se encuentra en la media de su segmento. A nivel dinámico se ha trabajado en la mencionada pérdida de peso con lo que se vé incrementada la agilidad y la eficiencia, al tiempo que se ha buscado un vehículo confortable con una suspención de tarado blando que absorve con sorprendente eficacia las irregularidades del asfalto. Esta confortable suspensión nos restará seguridad a la hora de ir rápido y unido a uno dirección excesivamente asistida se ven filtradas las sensaciones necesarias apra realizar recorridos a buen ritmo. No en vano el nuevo Astra todavía no ha presentado sus variantes deportivas, OPC y el posiblemente sustituto del Astra GTC, el GTC de tres puertas.  Esta suspensión blanda y dirección sin tacto hace que las frenadas fuertes sean algo poco aconsejable, sin llegar a peder el guiado transmiten sensación de flotabilidad en el eje trasero aunque sin permitir que esta se descuelgue. El equipo de frenos se muestra suficientemente potente y con una mordiente adecuada (Esto no será así en versiones automáticas, en la próxima prueba del Astra haremos mayor hincapié.)  El propulsor de 1.6 litros turboalimentado se muestra voluntarioso con una gran entrega de par al tiempo que una buena estirada de rpm, siempre que nos subimos a un Opel echamos en falta que el corte de inyección esté un poco más cerca de la zona roja. Este propulsor se asocia con una caja de cambios de seis velocidades con relaciones largas que buscan reducir en la medida de lo posible el régimen de giro del motor y  por tanto el consumo de carburante. El guiado de la palanca de cambios deja que desear pues, no es todo lo preciso que nos gustaría.  Una cuestión importante en un coche que usaremos a diario son los consumos de carburante y en este caso hemmos de comentar que resulta sorprendente por lo bajo del mismo, nosotros cerramos la prueba de una semana con un consumo de 5,7 litros de carburante por cada 100 km recorridos, una gran cifra para un propulsor de 200 CV.  El nuevo Opel Astra de 200 CV es una muy buena opción si lo que deseamos es un compacto confortable, que nos permita ciertas alegrías al tiempo que mantiene parcos consumos y su mantenimiento sea contenido. Mantiene carácteristicas de la marca que no nos gustan como ese guiado de la palanca de cambios o la falta de un indicador del conbustible un poco menos “inteligente” que sólo indique el nivel de conbustible con independencia del estilo de conducción, pero tiene otros muy buenos como el sistema Opel OnStar y la iluminación Intellilux.

Dejar un comentario