Porsche no sólo fabrica coches y desarrolla sus vehículos también tiene un centro de diseño y sus ingenieros trabajan en proyectos de desarrollo para multitud de fabricantes diferentes. En una nave de Stuttgart se guardan pequeñas joyas que por una razón u otra no llegaron a producirse, es el caso del Porsche 984, un deportivo ligero y descapotable encargado por la española SEAT.

A principios de los ’80 con la ruptura entre SEAT y la italiana FIAT, la compañía española era un débil fabricante de vehículos que se veía en la necesidad de vender más allá de nuestras fronteras para ser viable. Entonces Juan José Díaz Ruiz, director de exportaciones de SEAT, buscó la colaboración con marcas internacionalmente reconocidas como Porsche o Giugiaro. Los Ronda y Málaga fueron los primeros vehículos de SEAT que surgieron de esta colaboración incorporando los conocidos motores con tecnología System Porsche. A mediados de la década se introduce el Ibiza, todo un hito para la marca. En este año el pequeño fabricante español le propone a los chicos de Stuttgart, también en horas bajas, crear un deportivo económico con el mayor número posible de componentes suministrados por la marca afincada en Martorell. La idea era contar con el motor 1.5 fabricado por Porsche con referencia 970/11 como corazón de este deportivo.

Leer más  Generador diésel para la carga del vehículo eléctrico

Prácticamente se trataba de un desconocido dentro de la propia SEAT, un proyecto secreto que se suspendió en su primer año de desarrollo. El motivo era su elevado coste de desarrollo y los bajos volúmenes de venta, además la red comercial no estaba implantada y necesitaba nuevas inversiones. El factor determinante para la cancelación de este proyecto fue el desarrollo de la versión cabrio del Ibiza, en ese momento en sus fases iniciales en “American Sunroof Company” (esta unidad se encuentra en la nave museo de la marca) el cual tampoco llegó a comercializarse.

El proyecto iniciado continuó su desarrollo, ahora en manos del Centro de Desarrollo de Porsche como único interesado en la idea de crear un roadster compacto, ligero y aerodinámico. Entonces adopta el nombre de Porsche 984, debido al año de inicio del trabajo, también sería denominado “Porsche Junior”, un biplaza barato, dirigido a clientes jóvenes a los que les gustasen los deportivos, que tenía como objetivo ofrecer una conducción muy dinámica (algo así como un MX-5); la receta pasaba por lograr el vehículo más ligero posible y con menor resistencia al avance que se pudiera lograr.

Otra de las exigencias para el modelo era que su consumo fuese muy bajo, por ello se optó por un motor bóxer de 2.0 litros y cuatro cilindros capaz de desarrollar entre 120 y 150 CV. Finalmente ese propulsor alcanzaría una potencia de 135 CV que, combinado con una excelente aerodinámica y un peso contenido de 880 kg, era capaz de alcanzar los 220 km/h.

Leer más  Help Flash, una forma de salvarte la vida

En su habitáculo se acoplaban componentes del Porsche 944, controles electrónicos del 928 y la transmisión era del 912 E aunque convenientemente revisada. Algunos de los desarrollos para el 984 llegaron a buen puerto en otros modelos, como el sistema de dirección que se incorporaría al 964 o el diseño de la zaga, que lo veríamos más tarde en el 944 Cabrio.

El chasis era un monocasco de acero con los paneles de la carrocería realizados en material compuesto de plástico reforzado con vidrio, denominado GRP (algo semejante a los plásticos reforzados con fibra de carbono de la actualidad). Esto favorecía su bajo coste, la facilidad para ser construido y para ser reparado en caso de sufrir algún percance.

También, dentro del desarrollo del Porsche 984, se experimentó con la creación de un techo rígido plegable; incluso con un modelo que incorporaría tracción integral, destinado a la competición.

En marzo de 1988 se cancelaba el proyecto, por lo que nunca llegó a los concesionarios. Dos razones explican que el fabricante alemán decidiese parar este proyecto tan prometedor: el retroceso de las ventas y una fuerte caída del dólar en 1987. Esta idea fue puesta en marcha con el Porsche Boxster aunque ya nos ería tan económico pero ganaría en potencia, con un Porsche descapotable como acceso a la gama, el sucesor del 914. ¿Cómo se hubiese llamado este SEAT?¿Terramar?¿Jarama?¿Montjuit?…

Uso de cookies

Enginestars sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies