La nueva generación del Opel Astra estrena arquitectura ligera completamente nueva, es impulsada por motores de última generación con características propias de segmentos superiores . Con un aspecto cuidado más dinámico y deportivo. 
 200 kg más ligero que su predecesor el Astra J dando un giro de 180 grados para innovar y recurriendo a su larga trayectoria mantenerse competitivo en el segmento de los compactos, uno de los más disputados en el mercado europeo.

53 años de evolución han servido para que el Astra dublique la potencia del que fuera su precursor el Kadett A con motor 1.0, con los que ahora se consiguen 105 CV gracias a la aplicación de la inyección directa y la sobrealimentación mediante turbo.

Podemos afirmar que el primogénito de la familia es el Kadett A que naciera de la fusión del Opel Olympia y el P4. Tras dos generaciones se pudo ver como nacían diferentes caras de un mismo modelo como coche familiar, coupé y vehículo con portón trasero práctico y elegante.

En la década de los 80 continuo la trasformación un un Kadett GT/E capaz de alcanzar 187 km/h de velocidad punta gracias a un motor 1.8 de 115 CV o la aparición de la versión familiar station wagon con un volumen de carga de 1.425 litros.

Leer más  [Prueba] Opel Corsa GSI, despedida de un veterano

En 1984 el Kadett E fue nombrado coche del año y fue el último en portar este nombre pasando a denominarse Astra del mismo modod que en Reino Unido también fue el primero en portar las siglas GSI. El Astra F vemdió 4,13 millones de unidades convirtiendo a este en el modelo Opel más vendido de la historia. La seguridad pasó al primer plano siendo objeto de un meticuloso diseño en el sistema de los cinturones de seguridad.

La siguiente generación Astra G se ofrecieron con carrocería de tres y cinco puertas al que se le añadieron las versiones sedán de tres volúmenes, el coupé y el cabrio. Este innovó incluyendo un nuevo sistema de iluminación con faros halógenos H7

Las dos generaciones posteriores H y J mejoraron las innovaciones de su predecesor, incluyendo sistemas como la cámara frontal que permitía el reconocimiento de señales informando al conductor de los limites de velocidad de la vía, las prohibiciones de adelantar o el abandono involuntario de carril.

Ahora llega la generación K del Astra que supera a sus antepasados manteniendo con ellos un fuerte vinculo incluyendo nuevos extras que ya se anticipaban y otros nuevos, com extra en comodidad que ofrecen sus asientos ergonómicos que pueden ser equipados con funciones como la ventilación o el masaje.

Dejar un comentario