Porsche 959, superdeportivo con 30 años

El Porsche 959, superdeportivo basado en el 911, se condsideró el coche más ráìdo del mundo con una punta de 315 km/h. Ello hacía que incluso en el manual de usuario se realizasen advertencias acerca de la conducción a altas velocidades pues el resto de conductores no podrían darse cuenta de la velocidad alcanzada por este superdeportivod e los 80 para la homologación del grupo B.

Este se construyó con el objetivo de demostrar la superioridad tecnoca de Porsche, el 959 hacía uso de un despliegue único den el deportamento de I+D de la época. Desde este 959 se fueron adoptando soluciones que marcarían al 911 ayudando a mantener su posición en la cúspide de los deportivos.

Presentado en 1983 como concept car, Gruppe B. El 911 con esteroídes y tratamientos aerodinámicos de estilo futurista hacía ver las intenciones de la marca germana de participar en el campeonato mundial de rallies en su máxima categoría, quizá la más espectacular hasta la fecha, el Grupo B. Al tiempo aportaba soluciones que hoy podríamos considerar habituales, especiamente en los coches de factura Porsche. Este Super Porsche disponís de tracción a las cuatro ruedas, cambio manual de 6 velocidades (Hoy de 7 en Porsche), neumáticos antipinchazo run-flat con indicación de presión en el interior, doble turbo KKK suncionando de forma secuencial mejorando la respuesta a bajas revoluciones y haciendo más suave la llegada del par carácteristico de los motores turboalimentado, aerodinámica activa y suspensión variable de triángulos superpuestos.

El Posrche 959 era la representación más clara y evidente de la contradicción filosófica en la arquitectura del vehículo de Porsche. Ferry Porsche lo explicaba del siguiente modo: «Es mi opinión personal que un ingeniero debe buscar la solución más sencilla a un problema», explicada el Doctor Porsche; «Pero la tecnología es capaz de conseguir logros extraordinarios si se le deja libertad de maniobra. El tipo 959 es un buen ejemplo de ello». Tambíen afirmaba que se debe respetar cierto limite financiero  aunque «Ocasionalmente, sin embargo, los ingenieros tiene la autorización de realizar sus sueños, al menos hasta cierto punto». Esto se evidenció en un coste de fabricación disparado para el 959. Ello no sería un problema pues tan sólo deberían fabricarse 200 unidades para la homologación del Grupo B y poder competir en esta exquisita catagoría. Pero llego la desgracia en forma de acccidente, en el Tour de Corse de 1986 se salián de la carretera a bordo de su Lancia S4 Sergio Crespo y Henri Toivonen perdiendo la vida, lo que llevó a la supresión para el año siguiente de esta categoría. Ese fue el año en el que los 959 salieron al mercado y Porsche ya no podía retirar su apuesta con ello Porsche cambió el concepto haciendo de su 959 un «supercar». El 959 costaba en Alemani 420.000 Marcos o lo que es equivalente unos 220.000 euros, aunque en 1989 no había practicamente ningún coche con precio semejante y el 959 se vendió perdiendo dinero, para recuperar la inversión Porsche debió vender cada unidad por algo más del doble que el precio fijado.

 Precisamente por razón de costes Porsche decidió hacer uso de la plataforma del 911 para el desarrollo del 959, marcando una de las mayores diferencias con sus rivales, como el F40, el chasis portante de acero, en lugar de un chasis tubular (Más ligero pero más caro que el de acero. Tampoco se hizo un uso intensivo de materiales compuestos o ligeros. El paragolpes delantero es de plástico, las aletas delanteras, el capó y las puertas se realizaron el aluminio, el habitaculo hace uso del mismo acero que el 911 y su zaga estba hecha en fibra de carbono reforzada con Kevlar. Un llamativo elemento destinado a aligarar el 959, concretamente las masas no suspendidas, las llantas huecas de magnesio, un proeza técnica en su momento. Una vez el coche ya estaba fabricado su peso era superior al esperado quedando en 1.350kg en vacio si bien una vez se han llenado los depósitos este Porsche 959 superaba los 1.400 kg.

 El grupo propulsor sólo comparte con el 6 cilíndros bóxer del 911 su peculiar arquitectura. La base mecánica del 959 fue tomada de los 956 y 962 del Grupo C que ganaron el Le Mans. Las culatas eran refrigeradas por agua al contrario a los bloques que estaban refrigerados por aire. Poseía una cilindrada de 2.8 litros, sobrealimentado por dos turbos KKK desarrolla 450 CV a 6.500 rpm. El funcionamiento de este sustema de doble turbo funcina en secuencia, por debajo de las 4.000 rpm solo un turbo funciona mientras que entre las 4.000 y 4.200 rpm giraban ambas turbinas mientras únicamente generaba empuje la primera de ella y a partir de las 4.200 rpm ambas turbinas actuan sobre el motor soplando juntos, aportando una presión másxima de 0,9 bares.

 El sistema de tracción integral del 959 es único y sigue siendo una proecia técnica, considerada una de las más sofiscicadas del mundo. Esta transmisión es capaz de variar su reparto de par entre ambos ejes en condiciones de uso, no cuando se pierde tracción con alguna de las ruedas, del mismo modo que lo hhacen la mayoría de tracciones integrales. Ejemplo de ello era su uso en fuertes aceleraciones en las que el reparto asimetrico 40% delante/60% Atrás  llegaba a ser un 20% delante/80% atrás, con el único objetivo de mejorar la tracción.

Porsche se aventuró con una nueva tecnología que hoy es corriente como era la amortiguación pilotada y regulable en altura. El conductor tenia la opción de elegir entre tres alturas diferentes en función de sus necesidadesy al mismo tiempo tenía la posibilidad de seleccionar tres modods de dureza de la amortiguación. La idea de la marca de Sttutgart era proporcionar confort a baja velocidad y estabilidad a velocidades altas en torno a los 300 km/h. En función de la velocidad el 959 baja y endurece la suspensión mejorando la estabilidad y con ello la maniobrabilidad y seguridad. Este es uno de los costosos sistemas que tenía el 959 pues eran necesarios dos amortiguadores por rueda con sus sorrespondientes módulos electromecánicos. También comprenderemos por qué pesa tanto. Porsche también relizó dos versiones la Komfort y la Sport. Porsche tuvo que reaccionar ante los pesajes en los que nunca logró bajar de los 1.500kg creando la versión Sport o S.

La versión Sport era una versión más ligera con  este fin se decidió prescindir de todo lo superfluo como el aire acondicionado, la suspensión pilotada, sus dobles amortiguadores así como los asientos eléctricos, todo aquello que le sobraba fue eliminado incluso el segundo retrovisor y los asientos traseros fueron eliminados. Porsche indicó un peso en vacío de 1.350 kg que una vez pesado con todos los liquidos quedo en 1.566 kg constatando que el 959 siempre pesó demasiado.

 Esta última versión del 959 es la más rara de todas pues no hubo dos iguales. Algunos tienen eliminados todos los sistemas de confort mientras que otros conservaban diferente elementos del Konfort como el aire acondicionado o el segundo retrovisor. Tampoco se sabe cuántas unidades ni en qué año feron fabricadas. Parte de ello es la inclusión de unidades con origen en el mercado estadounidense donde oficialmente nunca se vendió. Para rizar el rizo en 1992 se fabricaron otras 8 unidades del 959 siiendo cada una de ellas diferente a la anterior.

El Porsche 959 es el más admirado de los Porsche de calle. El 959 fue le más extraordinario y versatil de los superdeportivos de competición de la marca ganando las 24h de Le Mans en el 86 y el París.Dakar en el 87 en su categoría siendo el 7º de la clasificación absoluta.

Dejar un comentario