Audi A4 Avant G-tron, potencia gaseosa

Audi continúa la senda iniciada por el Audi A3 Sportback g-tron con el Audi A4 Avant g-tron siendo el segundo modelo de la marca de Ingolstadt en utilizar Gas Natural o Audi e-gas como combustible.
 El A4 Avant g-tron es deportivo, eficiente y extremadamente económico. Su motor ha sido desarrollado basado en el nuevo 2.0 TFSI desarrollado por Audi ofreciendo un proceso de combustión de alta eficiencia. Esta unidad de potencia turboalimentada eroga 170 CV y un par máximo de 270 Nm disponible desde las 1.650 rpm. Los pistones y las válvulas han sido modificados para funcionar con gas permitiendo un óptimo índice de compresión.

A través de un controlador electrónico se reduce la elevada presión del gas desde los 200 bares del déposito hasta la presión optima de trabajo entre 5 y 10 bares en el motor. Este sistema de control de presión se realiza de modo dinámico y preciso en respuesta a los requerimientos del conductor. La presión correcta está así siempre presente en las conducciones del gas y en las válvulas de inyección, baja presión para una conducción eficiente con bajas cargas y requerimientos y alta presión para la obtención de mayor potencia y par.

El Audi A4 Avant g-tron consume menos de cuatro kilogramos de CNG por cada 100 kilómetros recorridos lo que se traduce en un coste por cada 100 kilómetros inferior a los 4€, ci tomamos en consideración el precio actual del kg de GNC. La emisiones también son el punto fuerte de este vehículo propulsado por gas con menos de 100 gramos de CO2  por kilómetro.

El depósito tiene una capacidad de 19 kilógramos de gas, con los que será posible disponer de una autonomía superior a los 600 kilómetros. Si la presión del gas cae por debajo de los 10 bares en el depósito la unidad de control cambia su funcionamiento al modo gasolina con el que puede completar hasta 450 kilómetros adicionales, con lo que completa una autonomía equivalente a la de un TDI con prestaciones equivalentes.

Las bocas de llenado de ambos depósitos se encuentran situadas bajo la misma tapa. Tras los repostajes el motor inicia su arranque en modo gasolina cambiando lo antes posible al funcionamiento con gas natural. Dos indicadores en el cuadro de mandos son los responsables de mantener al conductor al corriente de los niveles de llenado de ambos depósitos. El sistema de información muestra el consumo de combustible en el modo de funcionamiento que se encuentre activo.

Audi instala cuatro depósitos celíndricos de CNG formando un único módulo compacto en la parte trasera del A4 Avant. Cada uno de ellos ha sido diseñado especificamente para encajar en el espacio disponible. Estos son protegidos por un recubrimiento de chapa de acero y unas correas tensoras sostienen los cilindros y los protegen de los posibles daños. Este módulo también incluye el depósito de gasolina de 25 litros que se fija a la carrocería durante la producción del A4 Avant. La rueda de recambio habitual se ha eliminado, y la batería se ha realojado en el vano motor. El piso del maletero cuenta incluso con un borde en la zona de carga, permitiendo ofrecer un espacio de carga completamente funcional.

Dejar un comentario